,


La eyaculación precoz puede curarse, descubre cómo

La eyaculación precoz es un trastorno que sufren muchos hombres y que les impide controlar su eyaculación durante las relaciones sexuales. Afecta a un 40% de los hombres por lo que es uno de los grandes problemas sexuales de los hombres hoy en día.

No existe una definición clara del momento en el que se puede considerar eyaculación precoz, pero los especialistas hablan de un problema desde el momento en el que el hombre eyacula antes que su pareja en más de la mitad de sus encuentros sexuales. También se habla de eyaculación precoz cuando el orgasmo llega antes de los dos minutos desde el comienzo de las relaciones íntimas.

Debido a la falta de consenso, actualmente, se considera que un hombre tiene eyaculación precoz cuando no consigue controlar sus eyaculaciones hasta tal punto que se ve afectado su bienestar sexual y emocional tanto de él, como de su pareja.

Trabajar la autoestima es fundamental para tratar la eyaculación precoz

Es importante, en seguida que notemos síntomas de eyaculación precoz que tomemos medidas para solucionarlo. La eyaculación precoz puede ser debida a trastornos orgánicos pero también a trastornos psicológicos o ambientales. Algunas infecciones del tracto urinario pueden producir eyaculación precoz así como otros trastornos degenerativos y el uso de fármacos.

Lo positivo de este trastorno es que puede curarse con la ayuda y el tratamiento adecuado. Lo principal es que el paciente reciba cierto apoyo mental respecto al sexo y sepa controlar su estímulo erótico.

Existen tratamientos específicos con fármacos que retardan la eyaculación pero siempre será mejor optar por terapias más naturales, como estos remedios caseros para la eyaculación precoz y contar con apoyo psicológico de la pareja, que será fundamental para superar correctamente este trastorno.

Muchos estudios han corroborado el papel esencial que tiene la pareja en el tratamiento de la eyaculación precoz, ya que sin un apoyo y una comprensión es más difícil que el hombre pueda salir de esta espiral. De hecho, la pareja debe ser parte del proceso terapéutico ayudando y formando parte de los ejercicios propuestos por el especialista.

Pero aquellos hombres que sufren eyaculación precoz y no tienen pareja también pueden curarse. La terapia es la misma y de lo que se trata es de subir el autoestima de estos pacientes. Hacer que sean capaces de controlar su estímulo sexual y que se conozcan más a si mismos. La confianza en uno mismo también es un factor muy importante en estos casos y tiene que trabajarse.

Escrito por Santiago Rojo

Santiago Rojo

Santiago es un médico jubilado al que le encanta escribir, y más si es sobre medicina y nutrición. Por ello, no te puedes perder el espacio que tiene dedicado a la Salud en En Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *