,


¿Cuál es la historia de la sífilis?

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual, que remonta su historia desde hace muchísimos años, más de los que creemos, es posible que haya sido una enfermedad común en la población indígena de la américa, antes de ser colonizada por los europeos que venían desde el nuevo mundo.

Teoría Precolombina

Existen diferentes teorías del origen de la enfermedad, una de estas es la precolombina,  esta teoría se basa en que la sífilis estaba presente en el Nuevo Mundo antes del descubrimiento de  América, se dice que fue descrita por Hipócrates en Grecia Clásica en el formulario Venéreo/Terciario. En otras bases que se sostiene esta teoría es la de transmisión debido a los marineros que viajaban a través del acceso inglés del monasterio Agustino desde el Noreste de Kingston, donde que al venir de lugares más retirados pudieron traer consigo la enfermedad entre el siglo XIII y XIV.

Enfermedad Napolitana

Otra de las historias que lleva al origen de la sífilis, es basada en una enfermedad que infecto a muchas tropas Francesas que se encontraban en Nápoles, estos decidieron llamarle la enfermedad Napolitana, por otra parte, los italianos la llamaron enfermedad Francesa.

La sífilis fue una enfermedad conocida como una enfermedad social asociada a un tipo de vida ligado a un  libertinaje sexual, también entre esta se encontraba la gonorrea, la higiene, fue la campaña de prevención.

Otra de sus apariciones fue en California en 1911, donde se requirieron médicos especialistas para identificar los casos de esta enfermedad y asegurar la confidencialidad entre las personas infectadas, más tarde en 1913 el científico Japonés Hideyo Noguchi, fue quien descubrió la bacteria Treponema Pallidum en el tejido cerebral de un paciente crónico de parálisis, comprobando así que la sífilis podía llegar a otras partes del cuerpo además de las mucosas externas, con esto se asociaron muchos casos de enfermedades mentales en la infección de larga data en los pacientes con sífilis.

En  1932 hasta 1972,  el instituto de Sanidad Publica de los estados unidos, realizó un estudio para los hombres afroamericanos con sífilis no tratados, en el cual casi 400 hombres de baja categoría económica y analfabetas fueron negados de tratamiento para identificar la progresión de la enfermedad bajo condiciones normales, trayendo consigo las muerte de la mayoría de los pacientes, por este estudio se decidió proteger a la población de muestra en los experimentos del estado, un hecho atroz que no cambió mucho la historia de la enfermedad y su evolución.

¿Cómo fue diagnosticada la Sífilis?

El primer diagnóstico efectivo para la sífilis fue en 1906 utilizando una prueba llamada Wassermann, aunque no era del todo sensible y cedió a los falsos positivos de la enfermedad, se convirtió en un gran avance para la prevención y control de la enfermedad, esta prueba permitió que las personas pudieran conocer cuando estaban infectadas en etapas agudas de la sífilis.

Luego unos años después en 1930 fue sustituida la prueba por la prueba Hinton, creada por Guillermo Augustus Hinton, basada en el principio de la floculación demostró que no arrojaba falsos positivos como la prueba anterior, estas fueron reemplazadas por pruebas contemporáneas con métodos más sensibles y sencillos.

¿Cómo fue el tratamiento de la sífilis?

En su principio era intratable por lo que progresaba rápidamente a estadios avanzados de la enfermedad, Francisco Delicado, un sacerdote español escribió que el uso del “Guaiacum” era efectivo tratamiento para la sífilis, otros de los remedios utilizados era el mercurio, que fue tomado por vía oral, vía intravenosa y utilizado como pomada, también se utilizaba un método de aerosol en el cual se colocaba al paciente en un trianguilo para ser rociado, esto fue utilizado por el médico persa Ibn Sina, luego también lo utilizó Jorge Sommariva en 1496 para la cura de la enfermedad.

El primer antibiótico fue desarrollado en 1908 por Sahachiro Hata, se trataba de un fármaco activo de Arsénico combinado con Salvarsan, este fue descubierto mientras se encontraba trabajando junto con Paul Ehrlich en su laboratorio, este fármaco fue modificado en años convirtiéndose en Neosalvarsan, nunca fue un antibiótico efectivo para la enfermedad, sobre todo si se trataba de estadios avanzados de la sífilis. Luego de la segunda guerra mundial, fue descubierta la penicilina para el tratamiento de la sífilis, siguiendo como hasta ahora lo conocemos.

Escrito por Santiago Rojo

Santiago Rojo

Santiago es un médico jubilado al que le encanta escribir, y más si es sobre medicina y nutrición. Por ello, no te puedes perder el espacio que tiene dedicado a la Salud en En Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *